pulseras fluorescentes

Las pulseras fluorescentes, con el accesorio ideal para dar un toque especial a cualquier evento, creando un aura misteriosa gracias a su luz neón. Su uso se ha hecho muy popular en conciertos, fiestas y todo tipo de eventos grandes y particulares, no sólo ya como un detalle para los invitados sino también como parte de la decoración.



¿Cómo funcionan las pulseras fluorescentes?

Para lograr esa luz tan sutil y llamativa a la vez utilizan dos soluciones, la primera se encuentra protegida dentro de un tubo fino y frágil, mientras que la otra entre dicho tuvo y el plástico exterior de la pulsera. La primera sustancia es dinefilo oxalato con el tinte y la segunda es hidrógeno peróxido. El efecto no aparece sino hasta que doblamos la pulsera, lo que hace que el tubo interior se rompa y las soluciones se mezclen.

La luz de las pulseras fluorescentes puede durar hasta unas 8 horas, aunque ese efecto se puede alargar un poco más metiendo las pulseras en el congelador.

Si bien es difícil que se perfore el tubo exterior, vale la pena aclarar que los químicos que llevan son nocivos, pudiendo producir irritación a la piel o nauseas. Por lo tanto, hay que tener cuidado con ellas y deshacerse una vez utilizadas

Pero además de estas pulseras fluorescentes, existen otro tipo de estas que no llevan dentro químicos, que los llevan impregnados para que esta brille al apagar las luces.


COMPARTELO: